¿Por qué es importante la disciplina?

según el diccionario de La Real Academia Española:

disciplina= doctrina, instrucción de una persona, especialmente en lo moral.

moral= perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia.

bondad=cualidad de bueno; natural inclinación por hacer el bien; amabilidad de una persona con respecto a otra

malicia= intención solapada, de ordinario maligna o picante, con que se dice o se hace algo; inclinación a lo malo y contrario a la virtud

****

¿Por qué es importante la disciplina? Porque con la disciplina se puede distinguir lo correcto de lo incorrecto. La disciplina tiene que ver con todas las acciones de la vida. Sin disciplina, no hay orden ni progreso. Sin disciplina, no hay respeto ni límites. Sin disciplina, no hay responsabilidad.

Para ser un buen estudiante, se necesita disciplina. La disciplina de levantarse temprano, ir a la escuela a cierta hora y entrar a clases. Llegar a casa y realizar la tarea. Estudiar una hora o dos todos los días para lograr un objetivo. Eso es disciplina.

Para realizar un deporte, se necesita disciplina. La disciplina de practicar los días que se requieran las horas que sean necesarias para poder lograr ser un buen deportista y cumplir un objetivo.  Eso es disciplina.

Para ser un buen empleado, se necesita disciplina. La disciplina de entrar y salir en el horario establecido. Comer a la hora establecida y hacer lo que se necesite en el empleo para cumplir objetivos. Eso es disciplina.

Para ser un buen empresario, se necesita disciplina. La disciplina de levantarse temprano para poder tener todo en orden y completo todos los días. El cumplir con los horarios y las citas a tiempo para cubrir los objetivos. Eso es disciplina.

Para ser un buen gobernante, se necesita disciplina. La disciplina de levantarse temprano y poner en orden todo lo que no lo esté. Se necesita mano dura en donde se requiera para que las cosas caminen conforme a lo establecido y cumplir objetivos. Eso es disciplina.

Para ser un buen padre de familia, se necesita disciplina. La disciplina de ir a trabajar, de aconsejar a los hijos y de inculcarles el respeto debido a todo lo que merece respeto. Se necesita firmeza y autoridad para poder permitir que se cumplan los objetivos. Eso es disciplina.

Para ser un buen ciudadano, se necesita disciplina. La disciplina de respetar los reglamentos, el interés por saber lo que debemos y no debemos hacer. El respeto a nuestra bandera, nuestro himno y a nuestra historia. El respeto hacia los animales, la naturaleza y al prójimo. El cumplir los objetivos que nos propongamos día a día. Eso es disciplina.

En los años que llevo dando clase, siempre he inculcado a mis alumnos a ser disciplinados, a llegar a tiempo a su clase de inglés, a llevar la tarea; a estudiar todos los días veinte minutos para no olvidar lo aprendido y repasar en su mente todo lo nuevo. Los alumnos que han sido disciplinados en clase, han logrado objetivos importantes en su vida y se les ha quedad para siempre la importancia del respeto al aula, al profesor y a ellos mismos como alumnos.

El escribir bien, con disciplina y respeto a nuestro idioma, es la imagen que uno da a quien nos lee. Escribir bien, leer bien, hablar bien, comportarnos correctamente y con respeto hacia los demás, es disciplina. Estar pendientes de saber lo que debemos saber, es disciplina.

Desafortunadamente, vivimos tiempos difíciles donde la disciplina es mal vista y muy criticada. Personalmente, he recibido críticas fuertes a mi manera de enseñar por ser tan disciplinada y por exigir respeto a mi profesión y a mis alumnos. Pero aquellas personas que tanto me han criticado y tanto han criticado a los alumnos que están contentos con mi manera de enseñar, lo han hecho porque no entienden el valor y la profundidad de la disciplina. No entienden que es la única forma de aprender y de valorar todo lo que nos rodea.

Siempre les digo a mis alumnos que no me cansaré de tratar de que sean mejores cada día en sus vidas. Ser disciplinado, tiene sus enormes recompensas.

Estudiar un idioma conlleva disciplina. Si todos los días estudias o repasas lo visto, entonces aprenderás y al aprender, el corazón y la mente se regocijan de satisfacción y el objetivo de ser mejor cada día, es logrado.

No dejes de estudiar y de aprender. No dejes de respetar. No permitas que la indisciplina entre en tu vida.

Con cariño,

Miss Fernanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s